Historia

Perteneciente a la Orden de Agustinos Recoletos, es una Institución que no sólo brinda conocimientos académicos, sino también educa y forma niños y adolescentes en los principios cristianos y en las enseñanzas de San Agustín.

Corría el año 1958 cuando un grupo de jóvenes tuvo la oportunidad de vivir y participar activamente en la Comunidad Parroquial de Nuestra Señora de Luján; la cual contribuyó a formarlos espiritualmente quienes, unidos a la Acción Católica y a otras asociaciones encontraron en la pequeña parroquia una verdadera familia que les permitía crecer con la alegría de la juventud y al servicio de las distintas actividades evangelizadoras.

En aquellos tiempos el Párroco Saturnino del Rey junto a otros sacerdotes: Padre Alberto Mejak, Padre Fernando Carrara, Padre Sabino Ugarte, Padre Miguel Celihueta y otros tantos que hicieron su aporte en las distintas asociaciones, tuvieron una visión creadora: fundar una escuela parroquial.

Y el sueño se cumplió: en marzo de 1959 se inició la labor educativa con más de 30 niños en la que sería el primer Jardín de infantes a cargo de una de las jóvenes de ese grupo parroquial recientemente recibida de maestra: la señora Celina Salerno Cuffaro. Con la colaboración de  la señora María Manfré, Presidenta de la Liga de Madres de familia, le dieron forma a la pequeña salita ubicada en el primer piso del Cine Parroquial contiguo a lo que funcionaba como lugar de proyección de películas. Recuerda la misma Celina la intensidad de aquellos días ya que a ella correspondía también, el aseo y mantenimiento del aula, junto a un baño pequeño que funcionaba en el lugar. Refiere también en sus memorias que eran frecuentes las visitas del Párroco Saturnino del Rey a los niños para hablarles de JESÚS e iniciarlos en la catequesis, participando además de juegos y actividades que se realizaban en el patio parroquial.

Al año siguiente, dado la cantidad de niños que se inscriben se comienza con otra sala  y así surge otro curso a cargo de la joven docente María del Carmen Devoto Diol. Así transcurrieron otros 8 años en los cuales ambas salitas cobijaban a los niños de 4 y 5 años del barrio hasta que por fin, en marzo de 1969 se habilitó el 1er grado de la Escuela Primaria Nuestra Señora de Luján.

Pero esta visión del Padre Saturnino del Rey y los sacerdotes que lo acompañaban, no había surgido de la casualidad. Ellos pertenecían a la Orden de Agustinos Recoletos, para quienes la educación es una de las columnas de su apostolado en el mundo. Durante más de 400 años la OAR ha promovido acciones educativas, entendiendo que son instrumentos de evangelización y promoción cultura y más precisamente desde 1940 decidieron firmemente abrir colegios de enseñanza primaria y superior.

En el año 2020 el Nivel Primario celebró su CINCUENTENARIO con la presencia de autoridades gubernamentales, si Vicario provincial Padre Daniel Medina, autoridades de colegios agustinos recoletos, familias y estudiantes.

Mapa

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin